Los colores que elegimos cada día para nuestra forma de vestir tienen un papel relevante ya que transmiten lo que somos y sentimos. Influyen en nuestro estado de ánimo y en cómo nos ven los demás. Si hacemos un uso correcto de ellos iluminamos nuestro rostro, disimulamos imperfecciones y resaltamos nuestra belleza natural. La elección de los colores dependerá de tu tono de piel, tu color de ojos y de cabello. Descubriremos cuáles te favorecen más, cómo combinarlos adecuadamente y aplicarlos para crear tu fondo de armario perfecto. Primer paso: Tu armonía, ¿fría o cálida?

Segundo paso: Tu silueta. ¡Lo importante no es la talla sino la proporción! Vivimos obsesionados con nuestra talla, medir 1,80 o pesar 60 kilos. Se puede ser muy chic sin coincidir necesariamente con estos cánones de belleza, porque lo importante no es lo que midas ni la talla que uses, sino la proporción de la figura.

Conocer bien la forma que tiene tu cuerpo nos ayudará a definir las prendas, cortes, colores, estampados y complementos que más te favorecen. De este trabajo tan positivo verás que lo “malo“ no es tanto y que nuestros defectos se pueden disimular y nuestras cualidades están para realzar.

Descubriremos el estilo o estilos más adecuados para ti, actualizando o mejorando tu imagen. La clave: Vernos favorecidos siempre.

Incluye: Dossier Silueta y Color. Informe personalizado de tu paleta de colores, la mejor forma de combinarlos según tu estilo, morfología, recomendaciones y trucos.

Duración: Dos horas.