¡Hola! Me llamo Dalaia, te parecerá un nombre raro ¿verdad? Al principio cuesta pronunciarlo pero luego se hace más fácil. Significa “De las alas”, raíz de origen griego e inventado por mis padres. Pienso que acertaron, pues mi vida ha estado impregnada de esa esencia de ganas de volar y de vivir.

Revistas de moda, patrones, tijeras y una pequeña empresa familiar de confección ayudaron a hilar, desde pequeña, mi pasión por la moda y los trapitos, como dice mi madre. “María trapitos” me ha llamado cariñosamente toda la vida.

Diseñadora gráfica de profesión, he trabajado en televisión una parte importante de mi vida, descubriendo también mi gusto por la comunicación, la imagen, las relaciones con los demás y la expresión de lo que somos cada uno.

En etapas posteriores me he vinculado al mundo de la moda y el comercio, trabajando en tiendas, formándome y descubriendo el sector empresarial, el mundo de los clientes y mi interés por asesorarlos y disfrutar de elecciones desde sus necesidades y estilos.

Fue en un instante de ojos cerrados y con la mano en el corazón, en el que imaginé lo que me gustaría hacer con ilusión cada día y firmé sin dudarlo. Inicio así este proyecto que hoy comparto contigo. Un nuevo vuelo para descubrir, vivir y disfrutar juntos lo que somos, lo que proyectamos y nos ayuda a ser únicos.

Amante de la vida, de las personas con energía bonita, la música, bailar, la fotografía, el buen comer, el color y la ilusión por lo que hacemos, aquí estoy recorriendo este nuevo camino.

¿Volamos?